Solo por Europa – República Checa (Parte 2)

Un nuevo día en Praga. Ya no me podía perder. Es simple. Hay un truco muy sencillo que te ayudará a no perderte en muchas de las ciudades europeas: mirar hacia arriba, encontrar la punta de la catedral y dirigirte hacia allí. Igual, hojaldre, no funciona en todas.

Te tiro un dato para que tengas en cuenta: en muchas ciudades, como por ejemplo Sevilla, el ayuntamiento (o lo que vendría a ser la municipalidad) prohíbe construir edificios más altos que la catedral. La iglesia por encima de todo y todos. Y todas.

Semana Santa, hasta el cielo de gente...

Semana Santa, hasta el cielo de gente…

En fin, como dije, ya no me pierdo y me dirijo nuevamente hacia la plaza principal para hacer un tour en español por el Castillo de Praga.

No sabés la guita que se llevaron estos muñecos. Una semanita en Aruba, como mínimo...

No sabés la guita que se llevaron estos muñecos. Una semanita en Aruba, como mínimo…

Me encuentro con el argento que me había dejado colgado la noche anterior. Me pide disculpas. “Ya fue”, deslizo. Esa noche debí tomarme un taxi porque el servicio del transporte público se detiene de 1 a 6 de la mañana. Hacía mucho frío para esperar cinco horas. El hostel estaba como a 40 cuadras, no había chances de caminar. Sin embargo, lo anecdótico de este viaje en taxi es que el coche era un Mercedes Benz. Qué locura.

Negocié el precio, no me iba a dejar arrancar la cabeza así porque si. Me pidió 15 euros. Lo miré fijo y en inglés canibalesco le dije: “Forget it” (que se podría traducir como “olvidaaate”) y arreglé por 10.

La noche estaba un poco pesadita. Había algunos borrachos semi-violentos por las calles buscando el amor no correspondido de alguna chica extranjera. Todas salían espantadas. Hasta que yo me fui nada había pasado, solamente insinuaciones.

Volvamos a lo que nos incumbe (?). Durante el tour por el Castillo de Praga (muy lindo, por cierto) tuve la suerte de conocer a dos gurrumines de aproximadamente 16 años. Eran argentinos y estaban acompañados por sus padres. Uno de ellos llevaba una bufanda de boca y a cada rato se ponía a cantar alguna canción en la que recordaba el paso de mi querido equipo por el torneo nacional de segunda división. Este no tan grato personaje sabía de mi afición por River.

El mural de Lennon...

Te salvó el mural de Lennon…

Imaginate. En un principio el muchacho tenía todos los números para meterle alguna patadita (no) casual. Pero para no tener que conocer el carácter de la policía local preferí no prestarle atención. Además, al pedo terminar en la comisaría, no valía la pena.

Estos muchachos me llaman poderosamente la atención

Estos muchachos me llaman poderosamente la atención

Recuerdo que un gallego que formaba parte del grupo me dijo: “Tienes gente aquí que es hincha del boca”. A lo que le respondí: “Qué querés que haga? No podemos ser todos inteligentes, tío”. “Tienes razón”, respondió.

Fin del paseo y regreso al hostel. Me tiré un rato porque estaba averiado. No sabía qué hacer. Dos opciones: realizar el mismo recorrido pero de noche (recomendado por muchas personas) o esperar a ver si caía la gente de la habitación (que yo no conocía) con algún plan interesante.

Entre tanta indecisión llegaron. Eran dos brasileros que ya tenían plan para la noche. Pub crawl. Como a mi me cuesta muchísimo (?) interactuar con la gente del Brasil, rápidamente me subí al barco y, como diría el “bambino” Veira, enderezamos la nave.

La cerveza pa bajar el absenta...

La cerveza pa bajar el absenta…

Con este equipo te espero, Pep...

Con este equipo te espero, Pep…

De la noche qué les puedo contar… Primera hora all you can drink (una hora en la que tomás hasta donde te dé la nafta) con absenta incluído. Tres (o fueron cuatro? En fin) shots de esta bebida puede ser peligroso. No era momento para tibios. Dimos un par de vueltas, le bigotié una a uno de los brazucas y nos fuimos a un tremendo boliche. Cinco pisos estallados de gente. Era sábado. Qué se yo.

Anuncios

18 Respuestas a “Solo por Europa – República Checa (Parte 2)

  1. Que buena movida metiste chueco. Sos un groso. Que la chupe el brazuca, siempre van a estar detras de nosotros. Saludos desde sanfer

  2. Santi si te encontras de nuevo con el Bostero informale que casi se caen del Campeonato y aun paso de ser Ultimos, bueno saludos y espero que pronto te encuentres con tus viejos.

    saludos de un gallina ( el tio)

  3. Muy divertido tu posteo de Praga, yo estuve hace unos meses y es una ciudad única, conoci un monton de lugares y gente interesante y también me crucé con algún que otro argentine (siempre hay alguno!) Me pasó lo mismo con el tema del hostel, no estaba dentro de nuestro presupuesto quedarnos ya que íbamos de pasada pero se nos hizo tarde y decidimos buscar alojamiento, te recomiendo que la próxima chequees en Internet o si tenés alguna aplicación móvil de comparadores de precios de hoteles ya que podés ahorrar mucho, nosotros terminamos decidiendo a través de Trivago pero también consultamos TripAdvisor y HotelsCombined. Espero que sigas viajando y escribiendo así, saludos!

    • Gracias Andrea! Sinceramente el hostel estaba muy lejos. Es importante la ubicación para no estar alejado de todo. Voy a tener en cuenta tu consejo! GRacias!

  4. Hola Santiago 🙂 Que bueno tu viaje por Europa! Espero que nuestro continente te haya tratado bien jeje Muchas gracias por el comentario que nos dejaste, nos alegramos que nuestro blog te guste! A ver si nos cruzamos mochileando por el mundo. Un abrazo viajero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s